Analizar correctamente el terreno optimiza la obra y evita posibles problemas posteriores